Septima Legion - Club de Rol

Foro para las campañas jugadas en Septima Legion - Club de Rol y Afines
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Preludio: Alîm

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Null
Master Level up!
Master Level up!
avatar

Mensajes : 998
Fecha de inscripción : 04/12/2009
Edad : 32
Localización : Alantador

MensajeTema: Preludio: Alîm   Mar 8 Mar 2011 - 18:07

Alîm
Preludio

La Mar estaba serena, Serena estaba la Mar.


Viento en popa a toda vela navegaba el Luthien, paseando por la proa se encontraba Alîm uno de los mas jóvenes tripulantes, ¿quien hubiera dicho que terminaría enlistado en un barco?, era verdad que desde joven tenia ese impulso incontrolable de viajar... y también era verdad que ya varias veces se había embarcado con su familia en largos viajes, pero esta era la primera vez que lo hacia solo, sin ellos.... bueno, solo no... pensó mientras observaba la cubierta, sentada en un rincón estaba Liynaa mirando lo basto del océano. Tras contempla la imagen por unos momento volvió su atención al puente donde estaba Rawnie, la capitana, ella había sido bastante dura durante el viaje, pero era buena en lo que hacia, y por demás de confianza, el barco entero estaba tripulado por gente de las familias del clan, y Rawnie era una respetada líder.
-¿en qué piensas Alîm?, pregunto Liynaa mientras se acercaba.
-Me preguntaba hacía donde nos dirigimos...
-Rawnie.. perdón, la capitana Rawnie dijo algo sobre una isla
-Si, algo sobre un cargamento especial, ni idea realmente de que se trata, pero tengo entendido que en uno o dos días llegaremos, dependiendo del viento, pero por como vamos diría que en un día o menos... contesto Alîm volviendo la vista sobre el horizonte, en silencio Liynaa acompaño la mirada con curiosidad.

El sonido del océano rompiendo contra el barco, las olas de plata y azul de la estela y el calor del sol... así estuvieron un buen rato contemplando la paz inquebrantable que suele apoderarse del océano en un día tranquilo hasta que un sonido sordo los distrajo -¿que están tramando ustedes dos?, una chica en pesada armadura y cabello corto se les acercaba arrastrándose por la baranda, con paso algo inseguro.

-¿Nazira?, deberías estar en el camarote... no estas bien..
-¿y dejarlo todo el día con vos?, no gracias, además ya estoy harta del queso..
-Pero es lo único que podes comer, además, ¿que tiene de malo que este conmigo?, soy perfectamente capaz de protegerlo, y en este caso, aún mas que vos que no podes ni caminar derecho, además mama nos mando a las dos, no solo a vos.

Alîm se limito a verlas pelear, sabía que meterse era entrar en terreno escabroso y en el fuego cruzado, ya le habia pasado... y el resultado no había sido para nada bueno.

-Señoritas!, si tienen la energia para discutir, tienen energia para trabajar!, se la escucho rugir a la capitana -Vallán a preparar la carga para el desembarco, Señor Alîm valla seleccionando nombres para la primera noche de descanso en el puerto de Suraresda, los quiero para antes de la cena.
-Si señora!.

El puerto de Suradesda rebordaba de actividad, varios barcos se disponían a descargar sus mercancias de la misma forma que el Luthien, abordo la capitana habia llamado a Alîm y otros oficiales para las instrucciones del día.
-Señores, una vez mas hemos llegado a puerto y en unos momentos mas nos prepararemos para bajar la carga a puerto, pero este no es lo que nos trae aquí, el verdadero cargamento lo vamos a estar bajando esta noche, por lo que todos los tripulantes no escenciales para las maniobras se van a encontar de licencia, el señor Alîm ya me ha dejado la lista y ya esta colocada en el palo mayor. Si todo sale bien, nos quedaremos en puerto un par de días hasta tener otro trabajo... o nos aburramos de la cerveza y vino de por aquí.- una risa se apodero del camarote -Muy bien señores, pueden retirarse, Alîm, manten a los muchachos fuera de problemas.

Al entrar en su camarote lo esperaban Nazira y Liynaa preparando algunas cosas para la noche en puerto.
-¿y bien?, la capitana nos vuelve a despachar, ¿no?, ¿es que no quiere que sepamos en que anda metida para que no digamos nada?, no se da cuenta que ya sabemos bastante con solo estar en el mismo maldito barco durante todo el endemoniado viaje?
-No te pongas así Nazira... ella no quiere que estemos en peligro nada mas...
-¿Y para eso se tiene que entrevistar en privado con él?
-Seguro que no es lo que piensas hermana... Liynaa contesto con tono dubitativo, sin poder evitar observar de reojo a Alîm que estaba preparando su mochila
-La cpitana dijo que pasaremos la noche en puerto, así que sera mejor que lleven algunas cosas, mañana veré si nos deja quedarnos en una taberna mientras estemos en puerto
-No es necesario... creo que ya me estoy acostumbrando.. -intento interrumpir timidamente Nazira.
-Empaquen, conseguiré un adelanto también... - termino de sentenciar Alîm tras observar una pequeña bolsa casi vacía en las manos de Liyna, que enseguida la oculto, y volvió a salir.

Ya era de noche cuando Liynaa, Nazira, Alîm y el ultimo grupo de marineros de licencia habían desembarcado, los marineros pronto se encaminaron a una taberna siguiente mientras Alîm se encaminaba hacia las puertas del muelle.

-¿a donde vamos?, nos estamos alejando mucho del barco... pregunto Liynaa mientras intentaba seguir el paso del grupo
-La capitana me recomendó aquella taberna, dijo Alîm señalando una gran estructura junto a la muralla del muelle y termino por sonreír ante un buffido de indignación por parte de Nazira.
Liynaa miro atrás preocupada, buscando las luces del Luthien -¿pero no deberíamos quedarnos cerca al barco por lo menos hoy?
-Podrán decir lo que quieran de esa mujer, pero para mi no sabe lo que hace
-No se pongan así en nuestra primera noche libre, Liynaa intenta conseguir una habitación en el primer piso de ser posible, con balcón a la calle
-No me digas que esto es parte de algo que te mandaron hacer
-Para nada, solo quiero poder ver lo que pasa en el muelle, contesto Alîm... sin lograr convencer a ninguna de las dos
-¿Como dejas que te metan en estas cosas...?
-Nazira...
-dIgo... esta bien que aún eres un niño, y que tienes que aprender pero una de las cosas que tienes que aprender es a donde no meterte..
-Nazira... volvió a intentar interrumpir Liynaa
-Mi hermana y yo no vamos a poder sacarte de todos los líos en los que te meta esa
-Aquí es, Liynaa pide la habitación por 3 días, Nazira y yo vamos a ver de buscar una buena mesa
-Esta bien, ¿con un balcón no?
-Con que tenga una ventana me conformo
-Esta bien

Alîm estaba sentado en el balcón con sus pies sobre la baranda, viendo la gente ir y venir por las calles mientras las hermanas terminaban de cenar en el comedor de la habitación.
-Escuche que esos bosques están repletos de unos hombres bestia, salvajes en busca de valla uno a saber que... y bastante agresivos.
-¿como son?, pregunto Nazira
-No sé, no me contaron tanto, al parecer los que viven aquí y los del bosque tienen alguna especie de arreglo de no meterse los unos con los otros
-Entonces tan salvajes no deben ser, acoto Liynaa
-Bueno, así les dicen los pueblerinos, y no parecen muy contentos con ellos
-No recuerdo nada especial sobre esta gente, creo que nuestras familias no suelen venir para este lado, comento Liynaa haciendo memoria sobre sus estudios
-¿Y para que iban a querer venir a un lugar tan frió?, nosotros no deberíamos haber venido... Alîm creo que cuando volvamos...
-Shh
-¿que pasa?
-Algo no me gusta, ya van 6 grupos de guardias que entran al muelle y ninguno sale, y el muelle no es tan grande, algo va a pasar... y creo que … momento ... están entrando en la taberna...
Nazira corrió hacia el balcón para ver -¿Esa no es la Luthien?, pregunto señalando a un barco que se alejaba
-Si, y les están disparando!
-Parece que los guardias estan subiendo... dijo Liydaa desde la puerta
-Creo que va a ser mejor que nos vallamos si queremos contarla
-¿por donde? ¡¿a donde?!
-por ahora a cualquier lugar lejos de la guardia, Liydaa, vení, vamos a bajar por acá... vos primero Nazira, dijo Alîm parándose con una pierna por fuera de la baranda.
-Pero.. pero
-Vamos no tenemos tiempo.. ya están golpeando a la puerta
Alîm ayudo a las dos hermanas a bajar cuando los guardias terminaron por romper la puerta, el salto, pero se escuchaban sus gritos, pronto los perseguirían por la calle.
-Rápido, por las puertas y al bosque!
-Pero...
-Pero nada!, nos pisan los talones!, Alîm comenzo a empujarlas -Rapido



------------------------------------------------------------


Alîm


Nazira


Liynaa


Rawnie

_________________

Patanikus: No puedo creer, años sosteniendo que el concepto de rebelion de las maquinas es estupido porque las maquinas no pensarian jamas en matarnos a todos si cobraran consciencia y viene un programador a decirme que si las programara él SI lo harian
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://eden.septimalegion.com.ar
Nike
Doctorado Masteril
Doctorado Masteril
avatar

Mensajes : 4796
Fecha de inscripción : 03/12/2009
Edad : 36
Localización : Eden - Isla de los Nuevos Nacidos

MensajeTema: Re: Preludio: Alîm   Mar 8 Mar 2011 - 18:48

¡¡Muy bueno Gonza!! Si subís el resto (tenés tiempo) tendrás más XP
Razz

_________________
"You... you're afraid... that you will never be as strong as Darth Vader!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Draften
Doctorado Masteril
Doctorado Masteril
avatar

Mensajes : 2017
Fecha de inscripción : 04/12/2009
Edad : 38
Localización : En el Fin del Tiempo

MensajeTema: Re: Preludio: Alîm   Mar 8 Mar 2011 - 20:44

Después no se quejen de mis rubios glamorosos... vas por el buen camino Very Happy

_________________
When the storm draws nigh - Dreams will shatter before your eyes
Know that you're not alone
When the battle starts - I will comfort your restless heart
You'll know that you are home

When your stars stop shining - Endless vines around you winding
Know that you're not alone
I will give my all - So your tears will no longer fall - Down, down on sorrow's stone
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NSDX
Master Legionario
Master Legionario
avatar

Mensajes : 2452
Fecha de inscripción : 05/12/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Preludio: Alîm   Mar 8 Mar 2011 - 21:44

El ES un rubio glamoso (?)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Null
Master Level up!
Master Level up!
avatar

Mensajes : 998
Fecha de inscripción : 04/12/2009
Edad : 32
Localización : Alantador

MensajeTema: Continuación del preludio    Miér 9 Mar 2011 - 15:47

La noche era oscura cual boca de lobo, Alîm corría a los tumbos entre los arboles intentando seguir a las hermanas que iban adelante, la tierra lodosa lo retrasaba y las voces de los guardias de la ciudad se escuchaban cada vez más cerca, no entendía bien que decían pero algunas cosas rescataba “Por allá!”, “búsquenlos!!”, ya estaba agitado y respirando copiosamente cuando de entre los arboles salto a un campo, miro a los lados, mas campos sembrados, los arboles se detenían detrás de él, y las pisadas de los guardias se acercaban, tomo pronto la decisión de tirarse pecho al suelo y quedarse quieto, el barro lo empapaba. “Una chica...”, “¡por esos árboles!” la guardia seguía gritando a su alrededor pero el peligro ya había pasado, Alîm comenzo a arrastrarse, alejándose de la arboleda que había confundido por bosque, toda la noche estuvo eludiendo la guardia por entre los campos, solo.

El sol comenzaba a bañar luz y calor sobre los campos, Alîm estaba sentado contra una pequeña valla de piedra que separaba dos sembrados, contemplando la salida del sol bañado en barro, sin nada, y peor aún... solo. Las montañas estaban lejos, la ciudad... perdida para algún lado, ya no recordaba por donde, estaba muy cansado... solo sabía que a su alrededor solo había campo... y más campo, un mar de trigo y hortalizas, algunas pequeñas casas a lo lejos... ¿por dónde empezar?, se pregunto.

Alîm contemplo la salida del sol, y un poco más, descanso al sol mientras pensaba su siguiente movimiento, había estado observando una casa un poco más aislada que el resto, había visto a la gente salir, y el humo de la chimenea apagarse, era un buen momento para acercarse, debía estar vacía. Al principio se acerco con cautela, observando si había algún movimiento a su alrededor... pero la idea de comida y un poco de descanso pudieron más que su precaución... una vez estuvo cerca se arrastro rápidamente contra la valla que separaba la casa del campo y se cubrió, de un salto cruzo la valla y se apoyo contra la pared, observando el interior de la casa. Observaba el interior, pensando cómo sería la mejor manera de entrar cuando una mano le tapo la boca, su primera reacción fue buscar por su espada, tanteo detrás de él sorprendido.
Pero no fue su espada la que tocó, sino algo redondo suave y mullido, acto seguido sintió un golpe en la cabeza. Al girar para ver quién había sido el responsable se encontró con Nazira que lo miraba con cara de pocos amigos, mejor dicho, con cara de que a la próxima no la contaba. Nazira le hizo señas para que no hablara, ella notó que estaba moviendo la mano como sintiendo algo y volvió a pegarle en la cabeza una vez más, claramente enfadada.

Tras unos minutos de silencio Nazira hizo algunas señas para entrar, Alîm volvió a controlar por la ventana y después asintió.
-La próxima vez que me toques, no la contás - Expreso Nazira claramente enojada.
-buscaba por mi espada... le contesto Alîm mientras observaba el comedor en busca de alimentos, encontrando solo una chimenea apagada con una olla y una alacena.
-la viste a Liynaa?, pregunto tras revisar la olla y encontrarla vacía.
-No, y me preocupa, vamos, arriba deben estar las habitaciones, respondió Nazira observando por las escaleras, y luego subió.

Para cuando Alîm subió Nazira ya estaba en una habitación hurgando entre cajones.
-¿que buscas?, pregunto mirando cada tanto por las ventanas.
-Creo que es evidente, Toma, poneté esto, contesto Nazira arrojándole un par de pantalón con tiradores y una camisa blanca, ropa bastante humilde, junto con una especie de mochila, y luego tomo algo de ropa para ella.
-Andá a cambiarte, sentencio Nazira antes de cerrar la puerta al tiempo que Alîm entraba en otra habitación.

Alîm se cambio rápido, mirando de en tanto en tanto por la ventana de la habitación, buscaba en el campo la silueta de Liynaa, estaba bastante preocupado pero no quería que Nazira lo notara, observo a los campesinos trabajando a una distancia y busco la arboleda por la que había corrido la noche anterior sin mucho éxito, tras haberse cambiado, y arrojado la mayor parte de su ropa a la mochila que Nazira le había dado, dedico un momento a echar otro vistazo fuera antes de bajar otra vez. Una vez en la planta baja Alîm reviso las alacenas y guardo algo de queso y carne salada en su bolso mientras esperaba por su compañera.

Alîm estaba cerrando la mochila cuando escucho los pasos de su amiga bajar rápidos por la escalera.
-Vamos, no podemos quedarnos acá, dijo mientras Alîm tomaba una bota de vino y la ataba a la mochila.
-Te queda lindo el aire campirano, a lo que solo volvió a obtener la mirada de odio de Nazira quien salió apresurada, pero para él era mejor distraerla a que pensara en su hermana.

Ya habían pasado varias horas de viaje, las casas estaban lejos y caminaban por un pequeño camino entro los campos.
-¿Cuándo viste a Liynaa por última vez?, pregunto Nazira
-Cuando las saque de la taberna, ¿vos?
-Le dije que no se separe de mí, pero escuchamos unos guardias y ella se escondió atrás de unos árboles... Después no la vi más... Temo que la hayan capturado.
Alîm dedico unos segundos a observarla, estaba bastante preocupada, se notaba en su rostro y en su tono, no podía mentir, el también lo estaba, sabía que Liynaa no era buena para estas cosas... y no podía mentirle a la hermana.
-Lo último que escuche de los guardias es que aún las estaban buscando
-Creo que la ciudad se encuentra hacia allá, supongo que no habrá vuelto.
-Seria lo lógico si es que no la atraparon...- Contesto Alîm mirando los campos que los rodeaban y continuo con tono preocupado -lo último que dije fue al bosque... claramente eso no era un bosque... ¿crees que estará yendo al bosque?
-No sé hacia donde fue y si estuvo caminando de noche nos lleva ventaja... deberíamos preguntar, quizás haya ido al pueblo más cercano, ¿Tú sabes que estaba transportando la capitana?
-Nada, solo que lo iban a descargar ayer, por eso quería ver la puerta, creo que por ahora solo podemos tener fe en ella y seguir adelante... no hay nada que podamos hacer por ahora
-¿Pero a dónde vamos? No podemos volver a la ciudad... ¿Y cómo vamos a encontrarla?
Alîm miró a su alrededor una vez más, quizá con la vaga esperanza de que Liynaa saliera de detrás de un árbol... ni el sabia realmente porque lo hacía.
-como vamos a encontrar a Liynaa y cómo vamos a encontrar una forma para irnos de esta isla... ¿sabes hablar lo que hablan aquí?
-Podría llegar a hablar sí
-El podría es lo que me preocupa, están buscando extranjeros, así que el acento nos va a delatar...
-Tampoco podemos alejarnos demasiado si está por aquí...o no nos encontrará
-Creo que lo mejor va a ser ir al pueblo más cercano... con algo de suerte pongan carteles de buscados...
-Bueno, ahora somos solo unos campesinos
-Vamos, siguiendo el camino de las casas seguro llegaremos a algún camino más importante - y apretó el paso.

La mañana era bastante tranquila y soleada, el mundo parecía indiferente a las peripecias que los dos compañeros habían sufrido durante la noche. El camino continuo un trecho mas hasta llegar a un camino más grande, y al parecer más transitado.
-¿Izquierda o derecha?, pregunto el joven al tiempo que Nazira miraba las huellas del camino, pasaron un rato y ante la falta de respuesta empezó a andar hacia la derecha, ya había andado un par de pasos cuando su compañera se decidió.
-Derecha, la mayoría van para la derecha
-Si la mayoría van para la derecha, ¿no será que para la derecha está la ciudad?
-La ciudad está para allá, según mis cálculos... aunque sería más fácil si tuviera un mapa
-¿tenes una hoja o algo?, podríamos empezar a trazar uno
Nazira abrió su mochila y saco unas hojas de pergamino.
-sería mejor que no lo hagamos aquí en medio del camino
-vamos a un lado, propuso Alîm saliendo del camino en dirección a un pequeño grupo de árboles.
Al llegar Alîm se sentó contra el árbol, abrió su mochila y saco la poca comida que había tomado, mientras mordisqueaba algo de quedo empezó a trazar el mapa mientras su amiga le iba marcando los lugares.
-Acá estamos ahora y para acá está la ciudad... acá fue donde te encontré
Así pasaron un rato, trazando el mapa y comiendo lo que Alîm había traído, hasta que juntaron los ánimos para seguir camino.
-bien y ahora a la derecha.

El camino era bastante tranquilo, no parecía haber gente transitando por él, o al menos ellos no se encontraron con nadie, a la distancia alcanzaban a ver de cuando en cuando, alguna casa aislada y la gente trabajando los cultivos que rodeaban el camino, el sol ya les empezaba a pegar cuando el camino hizo un giro por una arboleda y se encontraron con que a una poca distancia había un pequeño pueblo a las orillas del mar, una vista bastante tranquila, hasta que repararon en un pequeño castillo sobre un acantilado, parecía importante, pero estaba bastante lejos y no había ningún camino que subiera.
-Esperemos que no sepan nada aún por acá
-No lo creo, no parece que las noticias lleguen muy rápido aquí...
Alîm observo a su amiga, parecía estar buscando carteles pero no había ninguno a la vista -Vamos - y agrego bajito, y tratando de sonar confiado -no te preocupes, seguro está bien
-Eso espero, vamos a la taberna
-¿te quedo algo de dinero?
-Casi nada
-Habíamos pagado las habitaciones
-y el resto lo tiene Liynaa...
-No le quedaba mucho tampoco... comento preocupada Nazira.
-Ella tiene lo que pedí por adelantado
-Bueno, entonces al menos podrá vivir con eso hasta que la encontremos
-Vamos, sentencio Alîm haciendo que Nazira avance.

El pueblo no era muy grande, y su taberna tampoco, todo estaba teñido de ese humilde aire de campo, de gentes simples que trabajan la tierra. Para cuando entraron a la taberna esta ya estaba bastante poblada, la hora del almuerzo se acercaba.
-mientras más gente mejor, creo - opino Alîm dirigiéndose a una mesa cerca de la puerta y junto una ventana.
Ambos se sentaron, Alîm miraba por la ventana, pensaba en donde estaría su amiga perdida, si estaría bien, la idea de que algo le pasara le turbaba la mente, y ya estaba bastante cansado... el pueblo parecía tranquilo e ignorante de lo que había pasado durante la noche en la ciudad pero.. ¿estaría Liynaa bien?, ¿como la encontraría?, y si estaba apresada ¿como podría liberarla?, miles de preguntas sin respuestas se formaban en su mente, se arremolinaban y lo inquietaban, en un momento miro enfrente de él, Nazira aún lo acompañaba ¿podría protegerla?... el silencio reino en la mesa durante unos momentos, ninguno de los dos se atrevió a decir algo hasta que la camarera se acerco, tenia pelo verde y era bastante bonita, las curvas se le marcaban bien en la ropa y portaba esa sonrisa que tan bien saben usar las camareras y las chicas de pueblo.
-¿qué se van a servir?
-¿hay algún plato del día?, pregunto Alîm pensando en lo poco que tenían y también preguntándose por el color de pelo de la muchacha, el creía que la gente del agua tenían todos cabellos azules.
-Sí, hoy tenemos cerdo asado con papas al horno
-Yo quiero eso, se apresuro Nazira
-que sean dos
-Enseguida, dijo la muchacha dirigiéndose a la barra y gritándole a la chica que estaba en la cocina -¡Dos platos del día más!
-y un vino de la casa, agrego apresurado Alîm, pensando en lo tacaño que se veía teniendo tan buena compañía, pero no quedaba de otra.
-Señor, señorita, su vino, en instantes les traeré la comida
-¡¡Espera espera!!- la detuvo Nazira
-Sí, ¿desean algo más?
-Te hago una consulta... ¿has visto hoy llegar una chica más o menos de mi edad, de cabello rubio largo?
-Mmmmmmmm No, definitivamente no he visto a nadie así hoy
-Gracias, ¿hay algún otro pueblo cercano?
-El pueblo más cercano está a 50 kilómetros, hay otros pueblos pero son más pequeños y no tienen posada y la ciudad está hacia allí, dijo marcando el camino por el que habían llegado
-muchas gracias señorita, le dijo Alîm
-No hay de qué, dijo la camarera dirigiéndose a otra mesa.
-¿Vamos a esperarla aquí?
-este es el único pueblo en los alrededores con una taberna, tiene sentido que se dirija hacia aquí, el otro queda muy lejos, el problema es que ellos pueden sospechar lo mismo... - Contesto bajito Alîm, mirando por la ventana
-Si nos quedamos vamos a tener que trabajar, no tenemos suficiente dinero
-¿nos quedaremos en la taberna?
-No lo sé!
Alîm le hizo señas de que baje la voz, y Nazira se quedo callada, como niña a la que retan.
-yo pensaba en acampar cerca de aquí..... pero es verdad que tendremos que comprar víveres...
Mientras Alîm le explicaba, ella simplemente se paro y se dirigió a la barra, Alîm la miro sin entender mucho que tramaba, tardo un rato, el cual aprovecho para ir probando la comida que estaba bastante buena.
-Listo, ya conseguí trabajo, sería bueno que en el trascurso del día consigas uno también
-¿camarera?, ¿vas a poder con los clientes?, recuerda que no los tienes que matar si te miran la cola, y esas cosas- le dijo Alîm preguntándose cuánto duraría ella como camarera
-Al menos tengo trabajo
-entiendo, cuando termine de comer iré a buscar uno... creo que también debería buscar algún lugar donde quedarnos... ¿no?, a lo que Nazira asintió mientras terminaba lo que quedaba de su comida, la observo durante unos momento y luego comenzó a comer, una vez más, en silencio. Cuando Nazira termino se levanto y se dirigió a la barra, seguramente a buscar instrucciones, mientras la observaba Alîm apuro la comida y dejo la paga sobre la mesa
-Señorita, llamo a la camarera
-Sí señor
-disculpa que te moleste de nuevo, pero... ¿sabes de alguien en el pueblo que necesite necesite un par de brazos o ayuda con algo?
-Mmmmmm todos los campesinos necesitan brazos en el campo pero no tienen mucho dinero...- contesto y se quedo pensativa unos momentos- Creo que la señora de aquella casa -dijo señalando una casa por la ventana - necesitaba ayuda, podrías preguntarle- dijo con una sonrisa
-Gracias
Alîm miro la casa por unos momento ponderando antes de dejar una buena propina, pese a que ya casi no le quedaba nada, tras lo cual se levanto y se dirijo a la casa. Golpeo un par de veces la puerta y espero al cabo de unos minutos una señora algo regordeta atendió a la puerta.
-Buenas tardes
-Buenas tardes... niño ¿qué se le ofrece?
-Estaba buscando trabajo... y esta chica en la taberna me comento que estaba buscando ayuda...
-Ah... sí, Anti
-y bueno, vine a ver si le podía ayudar
-La verdad es que necesito ayuda para cultivar mi campo... tendrás techo y comida, no puedo prometer más
-Si puede venir mi amiga, tiene un trato señora... ella trabaja en la taberna- se apresuro a comentar para que no pensara que eran gente de mal.
-Está bien, trabajaremos desde las cinco de la mañana hasta que se ponga el sol y puede venir su amiga siempre y cuando se comporten decentemente -agrego con un tono de santuchona.
-muy bien, y créame, cuando la conozca ya va a haber que no podría ser de otro modo- contesto arremangándose presto a trabajar- me llamo Alîm, mucho gusto
-Mi nombre es Rose
-Un gusto ahora si me permite debo volver al trabajo, puede empezar cuando quiera
-permiso- dijo al entrar, miro un poco la casa y dejo su bolsa a un costado de la puerta- la sigo

-Señora Rose- se acerco Alîm ya cuando el sol empezaba a ocultarse- ya termine con eso, ¿podría ir un momento a la taberna a buscar a mi amiga?, no tomara más de un minuto
-Claro, te esperaré para cenar, mañana será otro día largo- contesto poniendo una canasta sobre la cabeza y dirigiéndose a la casa.
Alîm la miro alejarse mientras se limpiaba un poco las manos, había sido un día de bastante trabajo, pero al menos había conseguido un techo para los dos, era un principio. Ahora tenía que ir por su compañera a la taberna, y no pudo evitar sonreír a la idea de Nazira atendiendo mesas, y con esa idea en mente camino tranquilo hasta la taberna y se paro en la puerta hasta ver que la muchacha pasaba cerca.
-pss, psss!-
Ambas camareras se giraron hacia la puerta con mirada interrogativa y vieron al muchacho llamando a Nazira con la mano, ella se acerco y la chica de verde continuo limpiando una mesa.
-Conseguí un lugar donde podemos quedarnos, con comidas incluidas- le dijo limpiándose la frente con la mano aún algo embarrada.
-¿En serio?, la chica no pudo ocultar una sonrisa y lo abrazo por un momento, hasta darse cuenta de que lo hacía, momento en que lo soltó y se aparto un poco- ¿Dónde es?
Alîm le sonrió y le señalo la casa- es en aquella casa, la dueña se llama Rose, y creo que es amiga de la camarera.... ¿Anti? creo que se llama
-¿Ya sabes su nombre?
-la señora dijo algo acerca de una anti, me imagino que es ella porque fue la que me contó de la señora... ¿me equivoque?- sin darse cuenta del tono de celos que con que la amiga ladro esa última parte.
-No. Bueno, tengo que seguir trabajando... adiós...- y agrego mientras se alejaba- te veré más tarde.
Aún sin entender mucho que le acababa de pasar a su amiga, Alîm se sentó a un costado de la puerta a esperar, no se quería alejar mucho de donde estaba Nazira, pero tampoco la quería molestar en su trabajo, así que se dedico a mirar la gente pasar hasta que ella saliera. Al cabo de unos minutos Anti salió por la puerta, la muchacha reparo en el joven sentado y le sonrío.
-Hasta mañana, la saludo y le devolvió la sonrisa.
-Hasta mañana.
Anti no acababa de devolver el saludo cuando el joven sintió un golpe realmente fuerte en el hombro, a lo que se giro.
-¿y ahora?
-Vamos, se hace tarde, dio por única respuesta Nazira antes de encaminarse a la casa de Rose.
-¿qué tal el primer día?- pregunto intentando dejar de lado la agresión reciente.
-Bien, el tabernero se quiso sobrepasar pero lo puse en su lugar, ya no volverá a molestarme... ¿Y el tuyo?
Alîm la miro y se detuvo- si pasa algo, renuncia, ya encontraremos otra cosa, no estamos necesitados ni nada
-Estaré bien, ya no molestará, ¿pero como estuvo tu día?
No estaba muy convencido por la respuesta, pero volvió a caminar, después de todo confiaba en ella como guerrera -bastante bien, contento de conseguirnos un techo, aunque es la primera vez que trabajo la tierra... veremos que tal es la comida - hubo una pausa incomoda y Alîm agrego - ¿te enteraste de algo?
-No, pero creo que es normal, dicen que aquí siempre llegan tarde las noticias... Me pregunto dónde estará...
-eso es bueno, por ahora - no le gustaba la forma que su rostro adquiría cuando se preocupaba por su hermana, así que agrego en un mal intento por distraerla - ah, rose dijo que nos tenemos que comportar de forma decente, así que intenta controlarte... ya sé que va a ser difícil... pero... hay que hacer un esfuerzo por un tiempo al menos
-Me hubiera gustado que fuera ella la que esté aquí contigo y no yo... Aunque pensándolo bien... es mejor que no - corrigió al pensar lo que le acaba de decir, y devolviendo una mirada de tigre enjaulado.
Alîm se río por la actitud de su amiga, estaba consiguiendo distraerla, aunque eso llevara a que quizás lo tumbara de un golpe, era mejor eso, si estaba inconsciente no la vería triste.
-¿te hubiera gustado dejarla a solas conmigo en una casa de campo?
Nazira lo golpeo una vez más en el hombro, pero no con tanta fuerza como en el golpe anterior.
El la sujeto por la muñeca, y tiro hacia él -Pero yo estoy feliz de que estés aquí, así que no te pongas así otra vez - ella se soltó y él se preparo para el golpe.
-La próxima vez que hagas eso, pregúntale al tabernero lo que te va a pasar...
Alîm sonrío y tocó a la puerta
-Pasen!
Alîm abrió la puerta, y dejo pasar a Nazira -Con una vez en la vida me alcanza - le dijo bajito mientras pasaba frente a él, ella lo miro, parecía no entender, pero siguió adelante y entro, Alîm la siguió y cerró la puerta tras de él,
-Rose, ella es Nazira, mi amiga
-Buenas noches
-Buenas noches señora
-Siéntanse como en su casa, el trabajo aquí no se pagará con monedas, pero la comida es buena, se los garantizo
Alîm se dirijo a un balde con algo de agua y termino de limpiarse, luego se unió a la mesa.


_________________

Patanikus: No puedo creer, años sosteniendo que el concepto de rebelion de las maquinas es estupido porque las maquinas no pensarian jamas en matarnos a todos si cobraran consciencia y viene un programador a decirme que si las programara él SI lo harian
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://eden.septimalegion.com.ar
Nike
Doctorado Masteril
Doctorado Masteril
avatar

Mensajes : 4796
Fecha de inscripción : 03/12/2009
Edad : 36
Localización : Eden - Isla de los Nuevos Nacidos

MensajeTema: Re: Preludio: Alîm   Miér 9 Mar 2011 - 22:16

MUY BUENO GONZA. Tenés 30 XP por todo.

Como verán, Gonza todavía no sabe que va a pagarse en la ficha pero el concepto del personaje ya está armado, ahora solo queda lo más fácil.

Vayan pensando y escribiendo, tienen tiempo todavía Smile


_________________
"You... you're afraid... that you will never be as strong as Darth Vader!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Preludio: Alîm   

Volver arriba Ir abajo
 
Preludio: Alîm
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Preludio] Un cafe-bar en Shell Town
» Bionicle - el vacio del mundo: preludio (adelanto especial)
» Preludio: Asako Nimem (TERMINADO)
» El ´Preludio del Combate, Poyo!
» Preludio: Matsu Akuma

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Septima Legion - Club de Rol :: Mesa pasada: Segunda Parte-
Cambiar a: