Septima Legion - Club de Rol

Foro para las campañas jugadas en Septima Legion - Club de Rol y Afines
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Lady Melany Hawkeye

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nike
Doctorado Masteril
Doctorado Masteril
avatar

Mensajes : 4796
Fecha de inscripción : 03/12/2009
Edad : 36
Localización : Eden - Isla de los Nuevos Nacidos

MensajeTema: Lady Melany Hawkeye   Mar Mar 12, 2013 2:51 pm

Click en spoiler para ver la imagen:

Spoiler:
 

_________________
"You... you're afraid... that you will never be as strong as Darth Vader!"


Última edición por Nike el Dom Mar 24, 2013 12:59 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nike
Doctorado Masteril
Doctorado Masteril
avatar

Mensajes : 4796
Fecha de inscripción : 03/12/2009
Edad : 36
Localización : Eden - Isla de los Nuevos Nacidos

MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   Jue Mar 14, 2013 3:40 pm

La vida es un juego, a muchos le gusta jugarlo, otros simplemente se sientan a observar jugar a los demás. Creo que en mi caso hubiera preferido la segunda opción, pero la obediencia a mi familia y el dolor, hicieron que aprendiera la primera. En este juego las mujeres no tenemos poder, al menos no el tipo de poder que ostentan los hombres, pero tenemos algo mucho más útil, tenemos poder para dominarlos a ellos.
Esta es mi historia, no es la mejor, no es la peor, no me quejo, pero ahora veo las cosas de otra forma. La vida es una sola, no sabemos cuándo los Antiguos Dioses van a venir por nosotros a reclamar nuestros cuerpos, así que solo nos queda vivir de la mejor manera que podemos.

Tenía solo tres años cuando murió mi madre. Aún hoy luego de muchos años sueño con ella, pero la recuerdo así, como si fuera un sueño a punto de esfumarse. Recuerdo que era hermosa, y todos decían que yo era su viva imagen. Casi no recuerdo su rostro, pero sí recuerdo sus brazos cálidos, en los que me gustaba refugiarme. Ella fue la primer gran pérdida de mi vida y no sería la última.
Mi padre siempre fue bondadoso conmigo y como todo padre con sus hijas me malcriaba bastante, pero al que yo siempre estaba pegada era a mi hermano mayor Rowen, que también me malcriaba y al que a mí siempre me gustaba recurrir cuando necesitaba algún consejo.
Así viví trece años felices junto a mi familia, pero como toda historia está manchada por la guerra y la sangre, nuestra historia no podía ser menos.
Cuando estalló la rebelión de Robert mi hermano Rowen, enseguida respondió el llamado de John Arryn, el señor de nuestras tierras. Cuando llegó la noticia de que había muerto en la Batalla de las Campanas algo se rompió dentro mío y nunca más se volvió a reparar. Mi hermano era el que siempre estaba ahí para darme su consejo, para enseñarme, para jugar conmigo. Aún hoy siento su falta, quizás si la Rebelión de Robert no hubiera pasado y él hubiera estado vivo las cosas hubieran sido diferentes. Quizás por esto, no es grande el amor que siento por nuestro coronado rey.
Poco después de la muerte de Rowen también murió mi padre al intentar recuperar el Castillo Blackstone. Parecía que el dolor no iba a terminar nunca, pero allí estuvieron mis hermanos Leyros y Erasmus para vengar su muerte y recuperar el Castillo Blackstone, junto al pueblo Forja de Héroes, nuestra gente que habita a los pies de Castillo de Niebla.
Así fue como Leyros se convirtió en el señor de nuestra casa con solo 23 años de edad y mandó a llamar a nuestro hermano Aegon que había estado por años estudiando para ser maestre.

Con respecto a mí, tenía solo 13 años cuando me casaron con el anciano Lord Malton Templeton, un amigo muy cercano de mi padre y que ayudó en la reconquista. La boda convenía políticamente a la casa y yo me había estado preparando junto a mi nana Elein para ser una buena esposa. Solícita, que supiera de etiqueta, que pudiera aprender un poco de cada tarea para que cuando su marido necesitara algo lo tuviera “como debe ser”.
Claro que a esa edad una sueña con caballeros en radiante armadura, pero la realidad dicta, y tarde o temprano la niña se da cuenta, que a los caballeros lo único que les interesa es su propio ego y ganar la mayor cantidad de torneos posibles para tener un status más elevado y llevar el nombre de sus casas a la cima del pináculo del éxito. Claro que esos éxitos a veces cuestan un brazo, una pierna, y hasta a veces la misma vida del competidor.
Dejé de soñar con caballeros después de casarme, y comprender que la vida mundana era lo que me esperaba y así siempre había sido. Me ocupaba de la administración de la casa, tal como mis maestros me lo había enseñado, esa era mi tarea, ocuparme de que todo estuviera en su sitio. Los caballos en los establos, los tributos pagados, la cama hecha y caliente para el esposo cuando volvía de las partidas de caza, las reuniones políticas y la taberna del pueblo. Debe haber pasado menos de un año desde que el viejo se aburrió de mí. A mí no me gustaba yacer con él, a él no le gustaba yacer conmigo cual muñeca de trapo que se deja hacer sin quejarse pero también sin intenciones de moverse. Aprendí que cuando eso pasaba simplemente el esposo iba a buscarlo a otro lado, y a mí realmente no me molestaba. Así fue mi vida en Castillo Estrella, hasta que cumplí los 18 años.

Ahora bien, creo que debería hablar aquí de Laurent. Él era un muchacho algo tímido, pero el más fiel de los amigos, jugamos juntos desde que su madre Elein empezó a trabajar para mi madre en Castillo de Niebla. Ella se convirtió en mi nana a la muerte de mi madre, y desde ese momento me crió hasta que me casé. Al día de hoy la considero como si fuera mi segunda madre y estoy segura de que mi vida hubiera sido otra de no haber estado ella allí para mí.
Laurent no se quejó, incluso vino a la boda, pero pude ver la tristeza en sus ojos. Me hizo muy mal verlo y saber que no iba a poder jamás en la vida hacerlo feliz, ya que mi deber era casarme con el viejo. Después del día de la boda no lo volví a ver, su madre me dijo que se había ido lejos, a estudiar para ser caballero. Me pregunté si eso era posible, él tenía un año más que yo y todos sabemos que los caballeros comienzan su entrenamiento desde mucho antes. El camino de los Siete es largo, así que asumí que era cierto. Mi casamiento le había hecho darse cuenta que no quería ser un “don nadie” y no lo culpé, al contrario, si ser caballero podía darle felicidad entonces era lo que debía hacer.
Fueron cinco años de estar casada con el viejo hasta que los Antiguos Dioses se lo llevaron. Todos sabemos que ser viuda en este mundo no trae muchos beneficios. Una boda política no era posible, al menos no como la primera, así que regresé a casa. En esos tiempos aproveché para hacer muchas cosas que quería hacer como aprender a usar la ballesta. A mi marido obviamente no le hizo ninguna gracia cuando le dije que quería aprender y me lo prohibió, pero con su muerte también había caducado la prohibición, así que aprendí, y debo confesar, que es una de mis actividades favoritas. De hecho acompañé a mi hermano Leyros de caza varias veces hasta que él aceptó que yo era mejor para esas cosas que él mismo.
Jamás culpé a mi hermano por haberme casado con el viejo, tampoco lo culpé por estar buscándome otra pareja, al contrario, siempre lo quise mucho, al igual que a Erasmus. Siempre me dieron todo lo que les pedí, siempre me cuidaron y nunca me faltó nada. Aún así yo sentía siempre que me faltaba algo, como si desde que hubiera nacido me faltara algo. Y descubrí qué era cuando nos invitaron a un torneo organizado por John Arryn y volví a encontrarme con Laurent, engalanado en su armadura de caballero, subido a un caballo negro y enfrentándose a otro caballero en la justa. Él me vio en las gradas, se acercó y me besó la mano, y yo tomé un pañuelo de seda que tenía atado a la muñeca y se lo até en la lanza. En la primera pasada Laurent destruyó el escudo de su oponente y lo arrojó del caballo. Realmente se había tomado muy enserio lo de convertirse en caballero… Recordé nuestros juegos de la infancia cuando todavía no nos preocupaban otros tipos de juegos. Él hizo una reverencia a su público cuando lo ovacionaron y se fue, tan rápido como había aparecido.
Bajé de las gradas y me acerqué al lugar de donde había visto que salían los caballeros, esperé hasta que él saliera y lo primero que me entregó fue esa sonrisa sincera, la misma que ya conocía y la que por mucho tiempo había extrañado.
-Felicitaciones, Ser
-Muchas gracias Lady Melany.
Lo abracé, ya no podía esperar un segundo más por hacerlo, no me importó quién podría estar mirando y sé que fui imprudente, pero no fue algo que pude controlar y eso que soy de espíritu fuerte cuando así lo quiero.
Lo agarré de la mano como hacía cuando era chica y lo arrastré hacia la habitación que me habían asignado, tenía muchas cosas que preguntarle y que contarle.
-Ahora sí podemos hablar
-Veo que como siempre nada te impide conseguir lo que querés…
-Hay muchas cosas que me impiden otras tantas pero prefiero no hablar de las cosas que no tengo o no puedo tener. Ahora sí contame.
Él me sonrió pero noté algo extraño en su mirada.
-¿Qué querés que te cuente?
-¡De tu vida! De las cosas que hiciste este tiempo…
-Bueno, me convertí en caballero, estoy a las órdenes de John Arryn, junto a mi maestro, uno de los caballeros de su guardia personal.
-¿Por qué nunca me enteré de que estabas tan cerca?
-Porque fue mi decisión separarme de vos, no quería que supieras donde estaba.
Eso hizo que me doliera el pecho, como si me hubieran clavado una flecha envenenada.
-¿Por qué? Éramos amigos…
-Sí, es cierto, pero yo no podía soportar ser tu amigo, y verte casada…
Me quedé helada y no supe qué responder.
-Bueno, ya no estoy casada, mi esposo murió hace un año.
Él sonrió, pero fue una sonrisa triste ¿por qué? Me acerqué a él y lo miré a los ojos.
-¿Qué te pasa? No podés ocultarme cuando estás mal, nunca pudiste.
-Melany… yo…
No esperé a que terminara la frase y lo besé, y supe que eso que sentí que me estaba faltando desde siempre era él, como si la pieza del rompecabezas que era mi existencia y que siempre había faltado se unía a mí en ese momento. Él me siguió el beso apasionadamente, pero luego me alejó de él y retrocedió unos pasos.
-Lo siento… no puedo… estoy casado Melany, y mi esposa me está esperando.
Cuando dijo eso sentí que el veneno de la flecha se metía en mis venas, y fue tan rápida su expansión por cada centímetro de mi cuerpo que al segundo comencé a llorar.
-¿La amas?
Él no respondió.
-¿La amas?
Le repetí mientras mis lágrimas seguían recorriendo mi rostro sin parar.
-Nunca voy a amar a otra mujer que no seas vos.
Me senté arriba de la cama y seguí llorando mientras él se sentó a mi lado y empezó a acariciar mi pelo. Lo volví a besar y cuando nos separamos mis lágrimas lo habían mojado. Me sequé las lágrimas, nunca había sentido esa debilidad y mucho menos la había mostrado. Sentir sus manos en el cuello mientras me besaba… jamás me había sentido así… El me terminó de secar las lágrimas y me dejó que lo abrace.
-¿Estás bien?
-Sí…
-Ojalá las cosas hubieran sido diferentes…
Quería estar con él, y no como la muñeca de trapo que había sido con el viejo. Me sentía viva, como nunca me había sentido estando con él, y sé que fue un error, nunca debí hacerlo, pero fue más fuerte que yo, y mi voluntad flaqueó y no pude resistirme a pesar de saber que estaba mal. Sentir sus manos sobre mi piel, sus besos en mi cuerpo, ese fuego interior que jamás se había encendido hasta ese momento, sentí que podía consumirme, a mí y a él en una sola flama. Esa noche no volvió con su esposa, se quedó conmigo y cuando nos despertamos abrazados supe que tenía que despertar de ese sueño. ¿Había sido un sueño? No, era una pesadilla.
Todavía no había amanecido, lo miré mientras se vestía y mientras se alejaba por la puerta, él seguramente creyó que yo estaba durmiendo.
Yo solo quería llorar y sé que no podía ocultarlo. Pero una vez más fui fuerte, como mi nana, la madre de Laurent, me había enseñado. Haber estado con él esos maravillosos momentos, aunque solo fuera una vez y nunca más se repitiera me hizo saber que realmente estaba viva.
Pasaron ya nueve años desde ese día, nunca más lo volví a ver y sin embargo mi cuerpo aún lo recuerda.

Mi hermnao quiso buscarme un nuevo esposo y lo consiguió. Uno de los caballeros de John Arryn se encaprichó conmigo y a pesar de que no era una boda que lo pudiera beneficiar me pidió en matrimonio. Arregló la dote con mi hermano y nos casamos ese mismo abril. Una vez más estaba engalanada con los colores de mi casa, esperando que el septón nos case, aún a pesar de creer en los Antiguos Dioses y no en los Nuevos. El nombre de mi esposo es Ser Rhaeno Allaston, el señor de Puerta del Carnero, no era una boda políticamente conveniente pero aún así mi hermano estaba contento de que otra vez yo estuviera casada "como debe ser".
Ese día, cuando vi a Laurent entre los invitados de mi esposo, junto a su flamante esposa, supe que él había sido su maestro. Tuve que poner toda mi voluntad en sonreír, si bien no me disgustaba mi nuevo esposo, era muy amable conmigo y a pesar de su edad muy apuesto, ver allí a Laurent casi logra que me desmaye.
-¿Estás bien?- me preguntó mi futuro marido que había logrado sostenerme antes de que me cayera al suelo.
-Sí, estoy bien, debo estar nerviosa, lo siento.
-Estás hermosa, no tenes que preocuparte, yo voy a estar ahí siempre para sostenerte.
Me sentí terriblemente mal, pero le sonreí. Él me amaba en verdad y yo… yo no podía amarlo.
Una vez más me casé frente a Laurent, y una vez más, él no era mi esposo.

Ser Laurent Gellen
Spoiler:
 

Ser Rhaeno Allaston
Spoiler:
 

_________________
"You... you're afraid... that you will never be as strong as Darth Vader!"


Última edición por Nike el Dom Mar 24, 2013 1:01 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tora inazuma

avatar

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 07/04/2012
Edad : 29

MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   Sáb Mar 16, 2013 11:11 pm

mierda !... pero que historia mas novelesca XD ...
solo faltaccion esta un oscar !
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NSDX
Master Legionario
Master Legionario
avatar

Mensajes : 2452
Fecha de inscripción : 05/12/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   Dom Mar 17, 2013 11:44 am

Una digna historia de Cancion ...

_________________
"El exceso de conocimiento por parte del jugador puede ser perjudicial para la salud de su personaje y la party"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nike
Doctorado Masteril
Doctorado Masteril
avatar

Mensajes : 4796
Fecha de inscripción : 03/12/2009
Edad : 36
Localización : Eden - Isla de los Nuevos Nacidos

MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   Jue Mar 21, 2013 3:00 pm

Nombre: Lady Melany Hawkeye
Edad: 28
Sexo: F
Casa: Hawkeye

Agilidad 2
Especialidad: Esquivar 1B

Brío 2

Percepción 4
Especialidad: Empatía 1B

Combate C/C 2

Conocimiento 3

Constitución 2

Curación 2

Discreción 2

Engaño 2

Estatus 4
Especialidad: Etiqueta 1B
Especialidad: Administración 1B

Guerra 2

Idioma 3
(estudiando el segundo idioma)

Ingenio 4

Persuasión 4
Especialidad: Seducir 1B (+2 por ventaja)
Especialidad: Convencer 1B

Picaresca 1

Puntería 4 (4D + 1 por ventaja)
Especialidad: Balestas 2B

Supervivencia 2

Trato Animal 2

Voluntad 4

Ventajas:
*Dotado (puntería)
*Carismático (Seducir)
*Atractivo (repite resultados de 1 en tiradas de persuasión).

Desventajas:
*Honorable

Puntos de destino: 1

Defensa en combate (Agilidad + brio + percepcion + bonificacion defensiva - penalizador de armadura)
8

Salud (Constitucion x 3)
6

Defensa en intriga (Percepcion + Estatus + Ingenio)
12

Compostura (Voluntad x3)
12

Armas / Armadura / Equipo
(asumo que esto lo da el master)

_________________
"You... you're afraid... that you will never be as strong as Darth Vader!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NSDX
Master Legionario
Master Legionario
avatar

Mensajes : 2452
Fecha de inscripción : 05/12/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   Miér Mar 27, 2013 8:54 am

Perfecto!

_________________
"El exceso de conocimiento por parte del jugador puede ser perjudicial para la salud de su personaje y la party"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tora inazuma

avatar

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 07/04/2012
Edad : 29

MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   Mar Abr 23, 2013 8:12 pm

che una pregunta XD que paso Ser Laurent Gellen?? por estoy leyendo juego usted vasta interesante mas de nike XD quiero ver termina todo esa historia pj XD


PD:Ser Laurent Gellen es amor no puede estar junto ?? , por que notengo gana re -leerlo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nike
Doctorado Masteril
Doctorado Masteril
avatar

Mensajes : 4796
Fecha de inscripción : 03/12/2009
Edad : 36
Localización : Eden - Isla de los Nuevos Nacidos

MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   Mar Abr 23, 2013 10:12 pm

Laurent es el amigo de la infancia + el amor de Melany que nunca se dio

_________________
"You... you're afraid... that you will never be as strong as Darth Vader!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Lady Melany Hawkeye   

Volver arriba Ir abajo
 
Lady Melany Hawkeye
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Lady GaGa ^^
» Hawkeye, otro más con serie regular
» La Reina Banshee- Lady Sylvanas
» Ficha de Hawkeye
» gracias a esa carta (sasunaru) otro de lady tsunade

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Septima Legion - Club de Rol :: Creacion de la Casa y Personajes Jugadores :: Personajes Jugadores-
Cambiar a: